728 x 90



  • img

    {bestseller_image} Compre en Amazon

    El niño que quiso llamarse Paul Newman

    Rafael R. Costa


    Eriginal Books recomienda

    El protagonista es un alma debilitada por el alcohol y los acontecimientos, que se apoya en los recuerdos de una infancia de felicidad y padecimiento, una debilidad de la que no conseguirá librarse, olvidar tampoco. El autor nos guiará por un viaje sin retorno a una infancia sorprendente, casi secreta, a veces cruel.

    Rafael R. Costa presenta a un hombre al que desnuda en cuerpo y alma hasta conseguir que nos adentremos, cada vez más asiduamente ,en los recuerdos de su niñez, hasta parecer que incluso se desvanece y nos confunde. Un personaje humano, visionario, inquietante, que mientras vaga por las habitaciones de su casa, se asoma a sus recuerdos y a su propia alma a través de la ventana del ordenador, donde escribe y va borrando las vivencias de su infancia con un lenguaje poéticamente correcto, buscando su autenticidad y veracidad. Tiene el arduo trabajo de buscarse a sí mismo. 

    Hay dos historias, la del hombre que escribe, y lo que va refiriendo. Y por supuesto, el lector leerá un solo libro pero como si fueran dos, porque cuando uno se apaga se enciende el otro. Ambos, llenos de vivos y de muertos, presentados con una naturalidad infantil y madura. El narrador es protagonista de ambas historias a la vez, lo que le concede una responsabilidad asombrosa; nosotros solo tenemos que sentarnos para disfrutar de las increíbles hazañas. 

    Una novela bien urdida que libera magia por todos los rincones y se asienta en una gran sensibilidad que atrapará al lector. Rafael R. Costa muestra con espontaneidad, expresividad y magia cómo con el paso del tiempo descubrimos el mundo conforme vamos creciendo, y lo más útil, el conflicto entre lo que fuimos, y lo que somos.
    Este libro ganó el Premio Onuba de Novela 2005.