728 x 90



  • img
    {recommend_image}
    {bestseller_image} Compre en Amazon

    Crónicas de Norgveria: El errante sin nombre

    José Vicente Solera Cano


    Es imposible comparar CRÓNICAS DE NORGVERIA con algún otro libro escrito anteriormente dentro del género fantástico. Nos encontramos con personajes que son recurrentes como los orcos, trolls, hadas, unicornios y enanos... pero la mente de José Vicente agregó además piratas, con galeones que viajan por mundos paralelos y diferentes épocas. También una dama vampiro nada parecida al cliché que conocemos, y el errante: un ser único, con una personalidad tan atractiva como destructiva, un demonio muy particular, con hábitos cuestionables y amante de la buena música.  

    Como en toda saga, este primer tomo presenta a muchos personajes. El escritor hace mucho énfasis en este detalle y lamentablemente hasta pasada la mitad del libro no se encuentra la historia clara. Es más, el antagonista de la novela: Setgar Vácivus, aún no ha participado, solo ha sido nombrado. A pesar de este pero es una obra que se disfruta de principio a fin y que deja con ganas de más. Y hasta podría considerarse este detalle como una estrategia perfecta por parte del escritor para que el lector adquiera la segunda parte.

    Las descripciones están muy bien detalladas, el autor tiene un estilo envidiable, una prosa elegante y atractiva que da como resultado que el libro se lea en un suspiro, se consuma página a página viendo y viviendo cada paisaje y situación a la par de los protagonistas. Al finalizar cada capítulo, una estrofa de una canción de grandes grupos musicales como Rolling Stones, The Doors y The Police, entre otros, que matizan lo leído junto a ilustraciones de muy buen gusto.

    Esta novela abre las puertas a la imaginación con sus personajes extravagantes, sus menciones a grandes obras de la literatura, arte y canciones del rock&roll. José Vicente Solera Cano dio una bocanada de aire fresco a este género, demostrando que no todo está escrito y que aún se puede sorprender.