• Más reciente
728 x 90



  • Blaine. Crónicas de un vampiro real, No. 1

    Micky Bane


    Eriginal Books recomienda

    Christian Blaine, el vampiro-autor, nacido a mediados del siglo XVII en el Virreinato del Perú, decide contar quiénes son realmente los vampiros porque él es uno de ellos. 

    Un inicio antológico que incita de inmediato la curiosidad del lector: "Los vampiros existen y puedo asegurar con completa certeza que mi afirmación es un hecho. ¿Cómo puedo comprobar lo que manifiesto? Muy sencillo: yo soy un vampiro". Este enfoque hace de este libro algo diferente a cualquier otro, porque provoca la certeza de que se está leyendo una historia real. Se siente tan de cerca la narración, que Cristian Blaine se percibe como un personaje histórico que está contando su propia vida. Se tiene la sensación de estar leyendo a un cronista limeño que vivió hace varios siglos. Para dar mayor verosimilitud el autor usa expresiones del español en desuso, dando un sabor clásico a las descripciones.

    El libro se inicia con una crónica sobre la literatura vampírica, las verdades, creencias y mitos sobre los vampiros, y luego continua con la vida de Christian Blaine. El relato sobre la historia vampírica se puede considerar un ensayo erudito donde se relatan las influencias de las distintas culturas, como la de Europa Oriental, la irlandesa o la rusa, para construir la imagen de lo que hoy entendemos como vampiro.

    El recorrido por Perú, Portugal, España e Italia durante los siglos XVII y XVIII se describe con gran precisión histórica y una gran nivel de detalles que refuerzan la autenticidad de la historia.

    Blaine evoluciona psicológicamente a lo largo de los siglos, de acuerdo a las inusuales situaciones vividas. Hay momentos perturbadores y otros en que Blaine es más humano que muchos humanos, mostrando descarnadamente sus miedos, inseguridades y dilemas.

    Puede que algún lector avispado pueda adivinar el final, pero ello no le frenará para llegar a las últimas páginas, porque la lectura en sí misma es un placer y se disfruta cada pasaje. Si algo pudiera haber faltado a esta novela-testimonio es un capítulo de cierre y algunos subtítulos en la primera sección.

    El enfoque realista hace de BLAINE, CRÓNICAS DE UN VAMPIRO REAL un libro diferente a cualquier otro libro de vampiros. Una insuperable crónica histórica del vampirismo. 

    Sin un dejo de dudas se puede afirmar que Blaine se ha ganado un puesto en la literatura vampírica al lado del legendario Drácula. Un libro perfecto para los amantes del género y para los que nunca han leído una historia de vampiros.